Actualización de 2.004 (Parte 2) del Estudio sobre Letalidad de la Flecha y las Puntas de Caza.

Enviado por Sombra el Sáb, 06/07/2019 - 18:52

¡Compartelo!

Actualización de 2.004 (Parte 2) del Estudio sobre Letalidad de la Flecha y las Puntas de Caza.

Créditos

© 2.004 Dr. Ed Ashby para el texto original

© 2.004 Dr. Ed Ashby para las imágenes

© 2.019 Ricardo Gascó para la traduccion autorizada al español

Titulo original "2004 Broadhead & Arrow Lethality Study Update part 2"

La parte 1 de este informe cubrió el estado del nuevo Estudio sobre las Puntas de Caza y la Letalidad de la Flecha y presentó información relativa a la primera fase de las pruebas en Búfalos Asiáticos, sobre el animal en si mismo, el afilado de las puntas de caza para usarlas en los búfalos, datos de pruebas auxiliares sobre piel fresca de búfalo y datos iniciales sobre las puntas de caza.

En esta parte vamos a ver los datos iniciales relativos a los ástiles, colocación del tiro, ángulos de disparo y datos relevantes de algunas pruebas auxiliares sobre ángulos de rebote de las puntas de caza sobre las costillas de búfalo así cómo algunos comentarios y observaciones respecto a la fuerza de impacto de las flechas y la penetración.

En la conclusión hay un consejo.

Insto a todos los qué pretendan cazar búfalos asiáticos a que lo lean y presten atención.

Se produjeron algunos enfrentamientos potencialmente peligrosos con algunos de los búfalos encontrados durante esta prueba.

No solo los búfalos eran peligrosos, los cocodrilos también
¡El golf no es el unico deporte que tiene riesgos en el agua!

 

Ástiles

Los "factores de arrastre" (n.t.: hace referencia a la fricción y otros factores) son importantes.

La siguiente información sobre los ástiles viene del análisis de tiros comparables, usando la misma punta de caza.

Cómo en las pruebas de puntas de caza, todos los datos presentados aquí son de tiros preparados sobre bufalos recien abatidos.

Todos los disparos se hicieron desde 20 yardas (n.t.: 18 m.), medidas con un medidor de distancias láser.

El mejor "penetrador" fue un ástil doble, un Easton 2018 con un Carbon Express Youth Arrow dentro.

Su masa total, con una punta Grizzly modificada, fue de 960 granos.

Esa combinación de ástiles no es un "ajuste deslizante".

Un envoltorio de 1/4" de largo (n.t.: 6,35 mm) de fino hilo de seda se enrolló en cada extremo del ástil de carbón para conseguir un apretado ajuste deslizante.

Es el doble ástil más tirable que he usado.

El siguiente mejor en penetración fue un ástil Easton 2219 con otro ástil Easton 1916 dentro.

Adelantando el centro de peso con un inserto de cilindro de acero de 135 granos, se precisó "exceder" el flexado dinámico (n.t.: en el ingles original, spin dinámico) y conseguir un buen vuelo de la flecha con el arco utilizado en las pruebas de ástiles.

La masa total de esta flecha fue de 1.090 granos, con la punta Grizzly modificada.

Su promedio de penetración en tiros comparables fue de un 11,7% menos que el de la flecha con doble ástil de 2018/carbon express.

Aunque la flecha con el ástil 2219/1916 tenía un momento de impacto de 0,581 y la del ástil 2018/Carbon Express un momento de impacto de 0,546, los ástiles 2018 tienen un diámetro un 19,04% menor que el núcleo de las puntas de caza, mientras qué los de los 2219 tan sólo son un 10,88% menores.

La diferencia de penetración se correlaciona con los hayazgos previos en cuanto "arrastre del ástil" (n.t.: arrastre literal en el original, hace referencia a la fricción) y la "relación entre el diámetro del núcleo de la punta y el del ástil".

La gran sorpresa fueron los ástiles de nogal afinados de Troy Breeding.

Superaron mucho en penetración a mis muy amados Forgewoods (con un "grandísimo" promedio de un 0,58" (n.t: 1,47 cm) más de penetración -o "prácticamente lo mismo"- ¡pero no es una mala compañía en la que estar!).

En los búfalos, estos ástiles afinados de nogal sobrepasaron la penetración de los ástiles de nogal abarrilados (BT) (n.t.: siglas de barrel tapered en inglés, literalmente "afinados en forma de barril") por un margen sustancial, pese a que los ástiles BT promediaban 50 granos más de masa.

Esto, pienso, es a causa de que la piel se cierra en torno al ástil y tiene que ser apartada otra vez cuando se incrementa el diámetro de los ástiles BT en la porción central abarrilada, pero pueden haber algunos otros factores actuando también, como el porcentaje de Adelantado del Centro de Equilibrio (ACE) (n.t.: FOC en inglés, siglas de forward of center).

Un nuevo (para mi) acabado se usa en estos ástiles de nogal.

Es el acabado más "deslizante" y duro que me he encontrado en ástiles de madera.

Con sangre en mi mano era dificil sostener los ástiles.

Ese puede ser un factor.

Su acabado es definitivamente más "deslizante" que el de los Forgewoods.

La "deslizabilidad relativa" de los ástiles debe ser examinada con más detalle.

Los siguientes mejores penetradores fueron los Forgewoods de 0,334" de diámetro (n.t.: 8,48 mm).

Siguiéndoles muy de cerca los Grizzly Stik Safari.

No tenía una muestra del Grizzly Stik "Cinco Grandes", más pesado, para probarlos, pero ahora ya los tengo.

Ojalá puedan ser probados el año próximo.

Me gusta la forma en qué se dispara el Grizzly Stik.

Conseguir un excelente vuelo de la flecha con ellos es extremadamente fácil. (n.t.: yo los uso y doy fe de ello).

También son ástiles afinados.

Pienso que ofrecen alguna ventaja de penetración, muy similar a la de los ástiles afinados de nogal.

Con los ástiles afinados existe un ACE ligeramente mayor.

Esto PUEDE ser un factor de penetración.

Debe haber también menos flexión de la flecha durante el impacto con un ástil afinado, debida a la menor cantidad de masa hacia la parte posterior de la flecha.

Menos flexión significaría una menor perdida de la fuerza residente de impacto a favor de la vibración y una menor fricción (n.t.: arrastre en el original) del ástil.

Ambas cosas deben estar ofreciendo alguna contribución a las características de penetración de los ástiles.

Pruebas futuras deberían de iluminar esas suposiciones.

Cuando realizamos la anterior "prueba estándar de puntas de caza", los ástiles anteriores caen justo en dos grupos, con sólo diferencias fraccionales en la actuación promedio de cada grupo.

Estos son los de doble ástil y los otros ástiles.

Durante estas pruebas con búfalos, las "maderas" y los Grizzly Stiks siempre alcanzaron al menos el segundo pulmón (nuevamente, con la punta de caza "correcta" e impactos en la "zona de muerte" con buenos ángulos de tiro).

Por si alguien piensa que las pruebas son todo diversion y juegos!
¡Por si alguien piensa que las pruebas son sólo diversión y juegos!

 

Las flechas de doble ástil alcanzaron consistentemente una penetración más profunda.

La 2018/Carbon Express alcanzó consistentemente la pared del lado opuesto del tórax.

La 2219/1916 lo hizo ocasionalmente.

Muchas de las flechas de doble ástil se incrustaron sólidamente en costillas del lado opuesto, con algunas penetrándolas (Esto fue conseguido ocasionalmente con las del grupo de madera y las Grizzly Stik).

Encabezadas con las puntas de caza Grizzly, cualquiera de estos ástiles probaron consistentemente alcanzar un blanco de doble pulmón cuando el momento de impacto era de 0,52 o mayor y el tiro estuvo correctamente colocado (Ver más adelante "Colocación del Tiro").

Aquí están los "niveles de fuerza de impacto" de esos dos "grupos" de flechas.

Las "maderas" y las Grizzly Stiks promediaron 36,77 pies libra (n.t.: 5,0836 kilos metro) de energía cinética de impacto y 0,5239 pies/segundo (n.t.: 0,1596847 m/s) de momento de impacto.

Los "ástiles dobles" promediaron 36,62 pies libra (n.t.: 5,0629 kilos metro) de energía cinética de impacto y 0,5790 pies/segundo (n.t.: 0,1764792 m/s) de momento de impacto.

Usando estos mismos ástiles con otras puntas de caza de menor ventaja mecánica, los datos UNIFORMEMENTE indican que el momento de impacto debe ser mayor para alcanzar una adecuada penetración para asegurar un blanco de doble pulmón.

Con los limitados datos, parece que un momento de impacto de 0,65 debería ser suficiente con muchas de las mejores puntas de caza de dos hojas, cuando la masa de los ástiles se aproxima a la de los usados y se mantiene una relación favorable entre el diámetro del ástil y el núcleo de la punta (Diámetro del núcleo de la punta mayor que el diámetro del ástil).

La masa promedio aproximada es de 830 granos para las "maderas" y las Grizzly Stiks y 980 granos para las flechas de doble ástil.

Por favor, recuerda que estas primeras pruebas se han realizado a lo que parece ser el nivel mínimo de fuerza de impacto, el nivel que manda cada realmente buena combinación de flecha/punta de caza CONSISTENTEMENTE más allá de la pared opuesta del pecho en un tiro bien colocado.

Más fuerza de impacto puede incrementar la actuación de cualquiera de esas combinaciones, facilitando un amplio "margen de error" (en casos de colocación "adelantada" en el hombro, véase "Colocación del Tiro" más adelante).

Durante la fase del "estudio de ástiles" usé EL MÁS LENTO de mis longbows de 82#.

Mediante prueba y error hallé que transmitía a la distancia de prueba la fuerza de impacto que estaba buscando.

Pruebas con mayor velocidad y mayor fuerza de impacto son un foco planeado para un futuro viaje de búfalos.

El pais de los bufalos!
¡El país de los búfalos!

 

Uno esperaría ver una masa de flecha algo inferior para el nivel "adecuado" y un mayor rendimiento de las flechas de masa superior.

Ciertamente hay una buena cantidad de otros ástiles que deben trabajar igualmente bien y algunas docenas de ellos los tendremos a mano para futuras pruebas.

También está planeado probar ástiles de carbono lastrados con ACE extremo.

 

Comentarios y observaciones de la prueba de piel (ver la parte 1) y la prueba de ástiles.

Ciertamente parece existir una disparidad de correlación entre la energía cinética del impacto y la penetración medida en tejidos reales como ha sido notado y reportado en mis primeros estudios.

Los datos de ambas, la prueba de piel y la prueba de ástiles presentada aquí sugieren lo mismo.

TODOS los datos de penetración de la flecha de mis primeros estudios sugieren fuertemente qué el momento de impacto es un factor más válido para ser usado en el desarrollo de "indicadores" de penetración que su energía cinética de impacto, al menos en tejidos reales de animales.

Todos mis datos de disparos sobre tejidos animales reales, hasta la fecha, son también altamente sugestivos de qué a mayor contribución de la masa residente de la flecha al momento de impacto, se produce una mayor penetración en tejidos reales cuando todo lo demás es igual.

En otras palabras, toda la información que tengo de disparos sobre tejidos reales indica que cuando dos flechas, idénticas en todos los aspectos excepto en su peso físico impactan en idénticos tejidos con iguales cantidades de fuerza, la que deriva la mayor cantidad de esa fuerza del peso de la flecha (n.t.: frente a la que la deriva de la velocidad) será la que penetrará más profundamente.

En la "prueba de ástiles", se produjo una sustancial diferencia entre la penetración promedio de dos grupos de flechas, favorable al grupo de las pesadas flechas de doble ástil.

Hubo un promedio de energía cinética de impacto virtualmente igual entre los dos grupos (36,77 pies libra (n.t.: 5,0836 kilos metro) para las "maderas" y las Grizzly Stik y 36,62 pies libra (n.t.: 5,0629 kilos metro) para las de doble ástil).

Las flechas de doble ástil mostraron una ventaja en el promedio de momento de impacto (0,539 pies/segundo (n.t.: 0,1596847 m/s) para las "maderas" y las Grizzly Stik y 0,5790 pies/segundo (n.t.: 0,1764792 m/s) para las de doble ástil)

Ambos grupos fueron probados con puntas de caza idénticas, de igual ventaja mecánica.

Las "maderas" y las Grizzly Stik mostraron un promedio de masa total de un 84,7% del de las flechas con doble ástil.

Cómo la energía cinética de impacto era virtualmente igual, las "maderas" y las Grizzly Stik debían moverse más rápido al impacto qué el grupo de las de doble ástil.

Utilizando tan sólo la energía cinética cómo "predictor" de la penetración, la penetración de ambos grupos debería ser prácticamente igual.

Las flechas de doble ástil cargan de promedio un 7,4% más de momento.

Utilizando el momento cómo "predictor", el grupo de las de doble ástil debería penetrar más profundo.

Naturalmente este ejemplo ignora otros factores cómo la fricción de los ástiles, el ratio entre el diámetro del núcleo de las puntas y los ástiles, la calidad del vuelo de la flecha, el ratio de resistencia a la penetración con el incremento de la velocidad, etcétera.

Al restringir los parámetros de comparación, para acomodar algunos de los otros factores, encontramos la coincidencia más cercana entre los ástiles 2219/1916 dobles y los ástiles Forgewood.

El diámetro de las 2219 tiene una medida con micrómetro de 0,344" y las Forgewood de 0,334" (n.t.: ¿en ambos casos 8,74 mm?).

La ventaja de "diámetro del ástil", o "fricción del ástil", es para los Forgewood. (n.t.: creo qué, cómo confirma el siguiente párrafo, existe una errata en el original del que dispongo para traducir porque no hay razón para esa ventaja si el diámetro es idéntico, en cuanto lo pueda confirmar corregiré esto. Cómo en la información de Easton figura que su diámetro es de 11/64" lo que serían 0,437", 11,09 mm es posible que la errata resida ahí).

Las puntas de caza son idénticas, luego el ratio entre el ástil y el núcleo de la punta de caza es favorable para los ástiles Forgewoods de menor diámetro.

A la vez las flechas mostraban excelente vuelo, igual ventaja.

Los impactos de las Forgewoods sólo tenían un 1,6% más energía cinética, un empate virtual.

Los impactos de las 2219/1916 tenían un 13,6% más momento, ventaja para los ástiles dobles.

La energía cinética sugiere que las dos flechas deberían tener prácticamente igual penetración.

El momento, si se toma cómo una función lineal independiente, puede indicar que las flechas de doble ástil deben tener una penetración un 13,6% mayor.

Los ástiles dobles también tienen un mayor porcentaje de su momento de impacto derivado de la masa de la flecha.

Las flechas de doble ástil tienen una masa un 35,9% mayor que las Forgewood y una velocidad de impacto 14,9% inferior que las Forgewood.

Las flechas de ástiles dobles 2219/1916 mostraron una ganancia promedio de penetración de un 33,29% sobre las Forgewood.

Esto es una ganancia sustancial en PROMEDIO de penetración.

Uno ocasionalmente ve la energía cinética resaltada cómo, e igualada directamente con, la capacidad de una flecha para penetrar tejidos.

Con mucha frecuencia se hace referencia a ella con total indiferencia del peso de la flecha, tipo y diseño de la punta de caza (ventaja mecánica), tipo y diámetro del ástil (ratio entre el diámetro del ástil y del núcleo de la punta de caza y características de fricción (n.t.: arrastre en el original) del ástil y su acabado), o cualquier otros factores potencialmente relevantes a la penetración.

Frecuentemente, incluso ni la calidad del vuelo de la flecha es mencionado.

Por ejemplo, ¿cómo de a menudo has oído o leído "Cuanta energía cinética necesito para cobrar un ciervo, o un oso, alce, ante, kudu, orix... o un búfalo asiático"? (O lo inverso, "X cantidad de energía cinética es adecuada para...").

En los datos actuales vistos antes, tomados de tiros reales, en animales reales, así cómo en todos los datos, en todos los tamaños de animales reales, tomados en todas mis pruebas previas, es imposible para mi encontrar cualquier correlación "predictiva" significativa entre la energía cinética y la penetración capaz de dar una respuesta a eso.

En los datos anteriores, todas las flechas tenían idénticas puntas de caza y virtualmente idéntica energía cinética al impacto, con un extremo rango de variación desde la mayor a la menor energía cinética de sólo más o menos un-punto-dos (1,2) pies-libra (n.t.: 0.16591 kg m).

Campamento en el pais de los bufalos. No son visibles el calor, la humedad y los insectos!
Campamento en el país de los búfalos. No son visibles el calor, la humedad ni los insectos

 

De acuerdo con algunos, la penetración debería haber sido igual y todas las flechas igualmente efectivas para usarlas en los búfalos asiáticos.

Pero no fue el caso.

Tampoco fue el caso con los datos extraídos de los diecinueve disparos de flechas de alta velocidad y masa ligera tomados sobre carcasas frescas de búfalo.

Ahí la energía cinética al impacto promedió 82,98 pies libra (n.t.: 11,472396 kg m).

Eso es un ciento-treinta-y ocho por cien (138%) MÁS energía cinética al impacto de la que las flechas con el doble ástil 2219/1916 tienen.

De esos 19 impactos, todos fueron bien colocados, "en la zona de muerte", y todos fueron en el ángulo de tiro "ideal" (Ver más adelante "Colocación del Tiro").

Sólo diez de los diecinueve penetraron lo suficiente cómo para ser letales y NINGUNO de ellos fue sobre un toro de búfalo adulto.

Con las flechas pesadas y de energía al impacto "cinéticamente desafiante" 2219/1916 aquí descritas, el 100% en la "zona de la muerte" penetraron lo suficiente cómo para ser tiros ciertamente letales.

También es algo a hacer notar qué, en esos pocos disparos de flechas rápidas y ligeras, el promedio de momento de impacto fue de 0,5537 pies/segundo (n.t.: 0.1687678 m/s).

Esto es un 10,3% más momento de impacto que las flechas con ástiles Forgewoods, y sólo un 4,7% menos que las flechas de ástil doble 2219/1916.

Utilizando tan sólo el momento, uno podría predecir que las flechas rápidas y ligeras tendrían una penetración que las pondría en algún lugar entre las flechas de ástiles Forgewoods y las de ástiles dobles.

En la realidad promedian un 12,8% MENOS penetración que las Forgewoods pese a que tienen una ventaja de un 162,7% más energía cinética al impacto Y una ventaja de un 10,3% más momento de impacto que las Forgewoods.

La diferencia de penetración viene de la variación en resistencia y el resultante impulso de la fuerza de impacto.

Claramente, la energía cinética al impacto tiene una correlación insuficiente para resultar útil en el desarrollo de "predictores de penetración" para tejidos reales.

El momento al impacto por si sólo, pese a que es "más predictivo" que la energía cinética al impacto, tampoco es adecuado cómo "predictor único" de la penetración.

El momento al impacto, no obstante, parece ser el "punto de partida".

Tiene un cierto grado de plausible correlación con la penetración.

Basado en todos los datos actualmente disponibles para mi, no parece que se pueda decir lo mismo para la energía cinética.

Ciertamente PARECE que la respuesta a predecir con precisión las capacidades de penetración y la potencial letalidad de una punta de caza "afilada como una cuchilla" en la punta de una flecha, sobre tejidos reales, reside de alguna forma en la contribución que la masa de la flecha hace al total del momento al impacto Y a la "fricción" (n.t.: arrastre en el original) y factores de "resistencia" de los componentes de la flecha en tejidos Y EL ACOPLAMIENTO de esos factores con la suma del momento al impacto.

Siempre qué, naturalmente:

  1. La flecha tenga buenas características de vuelo Y
  2. La punta de caza y la flecha mantengan su integridad intacta a través del curso de la penetración.

 

Colocación del tiro para el búfalo asiático

Se ha realizado un gran trabajo de disección y medición de búfalos de diferentes sexos, edades y tamaños.

Aquí están las "tuercas y tornillos" (n.t.: literal: frase hecha que quiere decir "lo más básico")

Desde el lateral, la "zona de muerte" es estrecha horizontalmente.

La colocación del tiro debe de ser EN EL PLIEGUE DEL HOMBRO y a un 38% al 40% de altura en el pecho (desde la base del pecho).

La forma más fácil de estar en el "terreno de juego" es dividir la altura del cuerpo en cuartos.

No tirar al cuarto inferior.

Tirar A LA MITAD del segundo cuarto.

Con esa colocación del disparo, la "zona de muerte" de un toro de búfalo adulto debe extenderse sobre ese punto unas 5 1/2" (n.t.: 13,97 cm, unos 14 cm) y bajo ese punto unas 7" (n.t.: 17,78 cm, unos 18 cm).

El mayor problema es en la horizontal.

Seis pulgadas (n.t.: 15,24 cm) atrás del pliegue del hombro y uno está en el diafragma.

Cualquier poco más atrás... impacto empanzado.

El diafragma se mueve significativamente para adelante tal y cómo uno baja.

En un tiro "bajo y trasero" es un problema REAL.

Un impacto trasero y sobre el 38%-40% de altura vertical es preferible a uno trasero y bajo.

Si el impacto de la flecha se mueve adelante del pliegue del hombro, cualquier y toda penetración adicional que uno pueda obtener de su flecha se convierte en una marcada ventaja.

De dos y media a tres pulgadas (n.t.: de 6,35 cm a 7,62 cm) adelante del pliegue en el hombro, ¡uno tiene hasta 10" (n.t.: 25,4 cm) de piel y carne que penetrar antes de alcanzar el lado de un toro adulto!

El TIRO IDEAL es cuarteado para adelante desde 15° a 20°.

Toro de bufalo trofeo. Este tiro muestra una colocacion cerca de la perfeccion colocada cuando se toma cuarteado desde atras a 25 grados
Toro de búfalo trofeo. Este tiro muestra una colocación cerca de la perfección colocada cuando se toma cuarteado desde atrás a 25 grados

 

El lugar de apuntado se mueve ahora de 2 1/2" a 3" (n.t.: de 6,35 cm a 7,62 cm) atrás del pliegue del hombro y en la misma posición vertical.

Esto abre una mayor área de tiro (zona de muerte), con más margen de error.

 

Ángulos de tiro

Evaluando los ángulos de disparo, se realizaron algunas pruebas de "ángulo de rechace".

Debido a la superposición de las costillas, las puntas de caza son más propensas a rechaces en el búfalo de lo que lo pueden ser en un animal de "costillas abiertas".

(Pese a ello se han registrado algunos "tiros rechazados" en animales de costillares abiertos cuando la orientación de la punta y el punto de impacto eran simplemente "equivocados". Las puntas de 3 hojas tienen la mayor frecuencia de "rechaces" en todos los datos hasta la fecha).

Para las pruebas de ángulos de rechazo se realizaron una serie de disparos con puntas de caza de diferentes configuraciones.

CUANDO FUE POSIBLE, SE USARON VARIAS PUNTAS DE CAZA DIFERENTES DE CADA "CATEGORIA".

Las categorías probadas fueron:

  • (a) 3 cuchillas con ángulo amplio.
  • (b) 3 cuchillas largas y estrechas.
  • (c) COI (n.t.: corte al impacto) de 4 cuchillas con todas las cuchillas disminuyendo hasta cerca de la punta.
  • (d) COI de 4 cuchillas que tienen una configuración de "cuchilla sangradora" corta.
  • (e) puntas modulares de 4 cuchillas con puntas "rompehuesos".
  • (f) puntas de 2 cuchillas anchas.
  • (g) puntas largas y estrechas de 2 cuchillas.

Todos los tiros se hicieron a 20 yardas (n.t.: 18 metros).

Se realizaron seis tiros en cada ángulo de disparo con cada "categoría", hasta que se halló su "ángulo de rechazo".

Hasta 25 grados cuarteado desde atrás no hubieron rechazos.

A 30 grados, las puntas de 3 hojas de ángulo amplio tenian un porcentaje cercano al 50% de rechazo.

A 35 grados todas las puntas largas y estrechas de 3 hojas, las rompedoras de huesos, las modulares y las COI de 4 hojas con todas las cuchillas convergiendo cerca de la punta tuvieron cerca del 50% de porcentaje de rechazo.

A 40 grados, las puntas de 4 hojas con cortas "cuchillas sangradoras" y las puntas anchas de 2 hojas tuvieron desde un 33% hasta bastante más del 50% de porcentaje de rechazo.

Las 2 que mejor actuación tuvieron no presentaron rechazos hasta que el ángulo de disparo alcanzó los 45 grados.

Ahí esas puntas presentaron una tasa de rechazo del 42%.

Las dos puntas de caza con el mejor "ángulo de rechazo" fueron la Howard Hill y la Grizzly modificada.

Hay una obvia ventaja para las puntas de caza largas y estrechas cuando se dispara en ángulos de impacto extremadamente oblicuos.

(Hay que hacer notar qué el núcleo de las puntas de caza Howard Hill tiene problemas para "enganchar" en los huesos pesados y con la facilidad de doblado del núcleo en el remache)

Hay que notar que la ventaja de las puntas largas y estrechas también se manifiesta en las puntas de caza de tres hojas.

Las puntas de tres hojas largas y estrechas muestran un mejor ángulo de rechazo que las puntas de caza de tres hojas cortas y amplias.

DETALLE IMPORTANTE:

El búfalo asiático muestra que se está "agitando" al hacer un balanceo MUY LEVE de la cabeza, levantando primero la punta de un cuerno, luego la otra.

Este MOVIMIENTO es LENTO y MUY SUTIL.

Uno puede no percibirlo si no está atento a el.

Durante las pruebas encontramos algunos animales muy agresivos, por lo que ¡tienes qué estar muy atento a esta "señal de alerta" cuando los caces tu!

¡Muchas veces es el UNICO preludio a una carga!

Pese a que todo lo anterior representa sólo estadísticas iniciales, tengo la esperanza de que todos encontréis la información tanto interesante cómo útil.

El nuevo estudio tiene el potencial de ceder enorme información y los ejemplos anteriores son tan sólo "la punta del iceberg".

Espero poder adelantar más resultados del estudio en el futuro.

Gracias a todos por el soporte recibido para el estudio durante los pasados años y un muy especial "gracias" a la persona que facilitó el acceso para las pruebas en búfalos (y que debe permanecer anónimo ya que no pude obtener su permiso para divulgar su nombre antes de compilar esta actualización).