Soy Sombra y me presento

Enviado por Sombra el Mié, 13/02/2019 - 07:14

¡Compartelo!

Soy Ricardo Gascó y mi nombre aquí es Sombra.

Yo, Sombra, soy el creador y responsable de todo esto que, sinceramente, espero que pase a ser tu casa y la de tod@s aquell@s interesad@s en la caza con arco.

Precisamente por ello y presumiendo que no me conoces ni sabes nada de mi esto, además de una presentación, va a ser una nota biográfica.

Pero antes un comentario:

Cuando te presentes, tú no tienes ninguna obligación de declarar tu identidad o tu nombre real, yo lo hago y no me limito a decir que soy Sombra porque soy el autor y responsable de todo esto y porque pienso que el saber de mi y de mi trayectoria en la caza con arco puede servir para que tengas elementos de criterio que te permitan valorar las cosas que digo, creo o pienso.

Tanto cómo Sombra cómo con mi nombre real, toda mi vida he declarado ser cazador y pescador y no tengo el menor problema porque se sepa ni aún si eso me lleva a discusiones con gente de ideas anticaza o antipesca pero, como te he dicho, tu no tienes la menor obligación de hacerlo así y si deseas mantener tu anonimato puedes presentarte simplemente con tu nick o apodo (en mi caso Sombra) sin ningún problema.

Aclarado esto, comenzaré por contarte qué, como Ricardo Gascó o como Sombra, llevo involucrado en la caza con arco varias decenas de años, de hecho, aunque ya existía internet, desde cuando aun ni existía la www (world wide web) y yo apenas tenia una veintena de años, allá por los 80.

Mi nickname o apodo aquí como ya he dicho es Sombra, qué es el que uso desde siempre, desde antes incluso de nacer la www, así qué en todos los sitios y foros relacionados con la caza y la caza con arco soy y he sido siempre Sombra, excepto en los que se lo haya adjudicado ya alguien, que uso "Sombra..." seguido o antecedido por "...cazador" u otra variante similar.

Lo de Sombra tiene su origen en mi época de Boy Scout, porque dada mi forma de moverme acostumbrado a cazar desde niño, uno de los jefes de grupo que tuve se sobresaltaba de continuo cuando llegaba hasta su lado sin que me oyese llegar, asi que me puso el mote de Sombra, ya qué según él me movía silencioso como tal.

Nací en Valencia, en la calle de Luís de Santángel del barrio de Ruzafa, mi padre y algunos de mis tíos eran aficionados a la caza y a la pesca y, por circunstancias de la vida, cuando tenia la corta edad de 5 o 6 años mi familia cambio su domicilio a pleno centro de Valencia, a la calle de las Barcas, cosa que marcó mi vida como cazador y pescador ya que puso a mi alcance las mejores tertulias de caza y pesca de la Valencia de aquel entonces, todas ya desaparecidas por desgracia.

La de pesca de La Casa del Pescador, frecuentada entre muchos otros por quién yo en mi infantil inocencia llamaba "tío Attard", Don Emilio, quien años después seria uno de los padres de nuestra Constitución y con quién mi padre y yo compartímos innumerables jornadas de pesca en el muelle de la Lonja de Pescadores del Puerto de Valencia pescando las vidriadas (Diplodus vulgaris) al "plateret".

La de caza menor de la Armería Roca, ambos establecimientos sitos casi frente por frente en la calle Cerrajeros, donde mayormente se hablaba de perros, de escopetas y de recarga.

Y la de caza mayor en la Taxidermia de Paco y José Martí, en la calle Ercilla, una de las calles que entran en la plaza del Doctor Collado, tras la Lonja de la Seda, y donde no sólo se hablaba de caza si no que se respiraba caza.

Esa tertulia estaba poblada de grandes cazadores de recechos, monterias y safaris y frecuentada entre otros por el gran Toni Sanchez Ariño cuando estaba por Valencia qué, aunque lo dudo, quizás me recuerde como el fascinado y atento niño que zascandileaba bajo las mesas para intentar alcanzar a ver y oir todo y desde todas partes y a la vez o, con más suerte, como el voraz adolescente más atento aún que, tiempo después, le freía a preguntas igual que a todos los demás asistentes.

Cómo dato curioso que descubrí muchos años después yo, cómo él, también nací en Ruzafa, sólo qué varias décadas más tarde.

En resumen y atendiendo a que todas esas tertulias, a las que mi padre me abrió la puerta llevándome desde muy niño con él, estaban más cercanas a mi casa que mi colegio, el Colegio San Vicente Ferrer de los Padres Dominicos, sito por aquel entonces en plena Gran Via del Marques del Turia, y que el lugar más mágico y fascinante para cualquier chaval, tanto por las historias y anécdotas relatadas sobre recechos, berreas, esperas, batidas, monterías y safaris por sus mismos recientes protagonistas, como por la presencia misma de los trofeos y pieles y el proceso taxidérmico de su naturalización, era la tertulia de los Marti, de una forma natural esta se convirtió en mi refugio muchas tardes al salir de clase.

Esa tertulia y mi relación con Paco y Jose Martí , como he dicho, fue muy determinante en mi vida.

Por ejemplo mi primer intento de hacer una espera de jabalí con arco fue "apadrinado" por Jose, que me invitó a uno de sus cebaderos, aunque resultase fallida porqué la llegada inesperada de un cliente importante le impidió llevarme de la mano y acabé por ir con un sobrino suyo, más joven que yo qué, pese a lo que afirmó, desconocía bastante el lugar.

Pero la realidad es que con Paco tuve más relación.

Aun recuerdo, cómo si fuera ayer, la emoción de la primera vez en qué, siendo yo aún un crió imberbe, me dijo que le ayudase metiendome por debajo de la mesa para salir a través de un pequeño agujero del diorama en el que estaba montando una leona de cuerpo entero saltando sobre una pieza con las garras por delante y, una vez allí, ser sus manos siguiendo sus indicaciones.

Años después llegaría mi principal colaboración, una serie de tres dioramas para el Museo de Ciencias Naturales "El Carmen" de los Padres Carmelitas de Onda, Castellón, sobre la evolución de la vida en la tierra que podéis ver a partir del minuto 37 del siguiente vídeo:

Durante semanas le vi crear, fascinado, partiendo de simple arcilla en su taller, todas y cada una de las figuras de terracota que luego se llevarían a cocer en la mufla, proceso de cocción que algunas no superarían:

Los dinosaurios, los pterodáctilos, el ictiosauro... todas las criaturas del jurásico y luego todas las de la Edad de las Cavernas, la increíble familia de mamuts lanudos, el clan troglodita con sus personajes realizando diferentes actividades cotidianas, el Ursus spealeus el terrorífico Oso de las Cavernas, la increíble pareja de Megaloceros los alces prehistóricos, el rinoceronte... y luego ya todas las figuras del diorama de la edad moderna...

Y creo que fue por esa fascinación y porque me había visto trabajar detalles de los dioramas en su taller e incluso darle algunas soluciones, asombrado de que supiera como trabajar en cartón piedra (cosa qué supongo que debo a la parte artística y bohemia de mi abuelo materno, Julio Vañó que fue, además de ebanista y pintor, también artista fallero1) que me ofreció acompañarle al museo a rematar los dioramas in situ y allí que nos fuimos ambos durante un par de semanas.

En teoría se trata del mismo paisaje en los tres dioramas, transformado por el paso del tiempo, las erupciones, los terremotos y la erosión y si, gran parte de ese humilde trabajo decorativo que arropa sus preciosas y delicadas terracotas, autenticas obras de arte, cada una de ellas piezas únicas y originales, es mio.

Os cuento todo esto para que entendáis que, con el paso de los años, mi relación con los Martí y su tertulia se fortaleció y se amplió, jamás fui su ayudante ni empleado ni cobré un centimo por lo que hiciese, pero si trabajé cuando necesitaron que echase una mano y disfruté porque poder estar allí era un lujo en si mismo.

Y eso es importante porque la totalidad de los contenidos sobre caza que planeo incluir aquí (revisados, actualizados y vueltos a redactar) tienen en gran parte su origen en los conocimientos vertidos por muchos de esos expertos cazadores en aquella tertulia, en la aplicación y comprensión de los consejos recibidos de ellos alli cuando empecé a cazar, y han sido la base qué posteriormente apliqué a la caza con arco.

Parte de lo que incluiré aqui lo puedes encontrar disperso en diferentes sitios y foros por todo internet, las más de las veces aportado y firmado (o autorizada la cita) por Sombra o por "Sombra..." (Sombra cazador, por ejemplo) ...aunque no siempre ya que muchos "autores" o propietarios de sitios no sólo copian sin citar si no incluso sin editar, incluyendo referencias cruzadas que no tienen sentido en sus sitios y hasta las faltas de ortografía.

Sólo que todo eso, como te digo, está sin actualizar.

No sólo llevo más de cuatro décadas cazando con arco, si no también hablando sobre ello en internet con gente de todo el mundo, aprendiendo y, además, pensando sobre todo ello, muchas veces en la tranquilidad tensa de innumerables noches de espera al jabalí, así que te aseguro qué ha sido inevitable que acabase por entender algo y, en consecuencia, hay cosas qué años há pensaba o creía y que ya no pienso ni creo que sean así.

Es por ello qué solo aquí vas a poder encontrar todo lo que sé actualizado y puesto al dia

Otros contenidos van a corresponder a los impartidos en los cursos de caza con arco de los que te hablaré aquí mismo algo mas adelante y que junto a mi compañero inicial en aquella maravillosa aventura y tambien partícipe de su redacción, Adolfo Fernández, a.k.a.2. Adol, firmamos con nuestros nombres reales y no como Sombra y Adol ...y que también me han comentado qué, lamentablemente, al parecer son usados total o parcialmente sin citar ni acreditar la autoría (y sin pedir permiso y mucho menos tener la cortesía de agradecerlo) en cursos impartidos por otros.

El resto de contenidos son totalmente nuevos, algunos cómo ya verás autenticas primicias a nivel mundial, bien fruto de mi experiencia y mis propias observaciones y conclusiones, bien fruto de las observaciones y conclusiones de algunos buenos amigos que merecen no quedar en el anonimato y a los que yo si iré citando y acreditando tal y cómo os los vaya presentando.

Estoy especialmente orgulloso de ciertas cosas que he descubierto o algunas conclusiones bien fundadas que he alcanzado, cosas e ideas sobre las que encontraras aquí extensos y razonados artículos.

Entre ellas por ejemplo, que en la mayoría de museos arqueológicos del mundo todas las puntas de flecha talladas en piedra están mal etiquetadas puesto que las más pequeñas lo están cómo puntas para la caza de pequeños mamíferos o aves cuando, en realidad, eran las utilizadas necesariamente para la caza mayor.

La razón resulta sencilla y evidente a poco que se sepa algo de la caza con arco:

Su mayor ventaja mecánica comparadas con las puntas grandes, ventaja que consigue mayor penetración.

Las puntas grandes no consiguen la suficiente para interesar los órganos vitales de los grandes mamíferos desde una distancia razonable, en especial teniendo en cuenta qué para dispararlas se usaban esos arcos primigenios, apenas una rama doblada, capaces de entregar tan sólo la tercera o cuarta parte de las potencias que a día de hoy manejamos nosotros.

Algo muy obvio que nadie había señalado aún.

O haberme dado cuenta del sorprendente hecho, sorprendente porqué tampoco ha sido señalado ni reivindicado por nadie, de qué todas las evidencias arqueológicas apuntan a que el arco y las flechas fueron inventados y usados para la caza por primera vez aquí, en España, en la Comunidad Valenciana.

Mi razonamiento se basa no sólo en qué el registro pictórico más antiguo en todo el mundo de una cacería con arco se encuentra precisamente aquí, en Albocacer, en las pinturas rupestres del Barranco de la Valltorta, si no en qué hay muchos más arqueros en las pinturas de las Cuevas de Vinroma, y en las de Tirig, y en muchas otras en la comarca del Maestrazgo así como en docenas de otras cuevas en la Comunidad Valenciana y las limítrofes.

Todo ello integrado en el que es reconocido internacionalmente cómo el conjunto de pinturas rupestres más grande del mundo, patrimonio de la humanidad por la UNESCO, el del Arte Rupestre de la Cuenca Mediterránea.

Además, esas representaciones de caza con arco, en función de los nuevos descubrimientos anunciados en 2.011, pueden tener una datación mucho más anterior a los 6.000-8.000 años que se les venían atribuyendo hasta...

Pintura rupestre de caza con arco de la Cova dels Caballs (Cueva de los Caballos) en Albocacer, Castellón, Comunidad Valenciana, España
Pintura rupestre de caza con arco de la Cova dels Caballs (Cueva de los Caballos) en Albocacer, Castellón, Comunidad Valenciana, España

 

...ahora, ya que merced a nuevas técnicas de infografía multiespectral se han descubierto cientos, quizás miles, de desconocidas pinturas y grabados, con más escenas, entre ellas muchas de caza con arco, no visibles por el ojo humano ni registrables por la fotografía normal, cubiertos por capas y más capas de pinturas rupestres de las que sólo son visibles las conocidas hasta ahora y que necesariamente tuvieron que trazarse durante cientos, miles de años antes.

Por ello reivindico la autoría de la invención del arco y las flechas para aquellos primigenios castellonenses, valencianos, españoles al fin y al cabo, y me llena de orgullo hacerlo y señalarlo porque, aunque ciertamente en otras partes del mundo se han hayado puntas talladas en piedra quizás más antiguas que las pinturas rupestres visibles en el Barranco de la Valltorta conocidas originalmente (de las que se han descubierto en 2.011 usando esas nuevas técnicas, aunque son evidentemente mucho más antiguas dadas las capas superpuestas, desconozco si ya se les ha dado datación y cual es esta), quienes tallaron esas puntas quizás más antiguas también realizaron pinturas rupestres y en ellas no aparecen arcos y flechas mientras que aquí si.

Y no es por simple casualidad ya que a más nos alejamos de las tierras centrales de esta nuestra cuenca mediterránea las dataciones de las pinturas rupestres en las que aparecen cazadores con arcos y flechas van bajando, haciéndose más y más recientes.

Y me permito afirmarlo con esa rotundidad porque en la prehistoria las pinturas rupestres eran en cierto modo cómo hoy en día son para nosotros nuestros libros o internet, reflejando las cosas "mágicas" o importantes, las que querian comunicar o compartir, y ya qué el arco y las flechas fueron un avance decisivo para la humanidad toda, con más razón debieron serlo para los primeros humanos en descubrirlos y utilizarlos, al permitirles cazar más y mayores animales con menor riesgo de resultar heridos o muertos.

Cualquiera plasmaría eso en dibujos, bien para ilustrar o relatar la historia de la cacería, bien por motivos mágicos o religiosos, bien para explicar o preservar ese conocimiento y ponerlo al alcance de todos los miembros del clan o tribu y de sus descendientes.

Yo lo haría, y tu también, ¿no?.

Asi que la conclusión obvia es qué todas esas puntas talladas quizás más antiguas posiblemente fuesen montadas en lanzas, venablos o atlalts, porque estos si aparecen representados en sus pinturas rupestres mientras que los arcos y las flechas no.

Y creo qué esos primeros cazadores con arco que lo descubrieron o idearon y se tomaron el trabajo de compartir y difundir sus conocimientos merecen recibir el crédito por ello, merecen que en todo el mundo se sepa y que los actuales cazadores con arco seamos conscientes de ello y les brindemos nuestro reconocimiento y respeto.

También me indigna esa especie de timidez o pudor que parecemos tener los españoles a la hora de reivindicar las cosas que hemos aportado al mundo, por no hablar de esa especie de "deporte patrio" de denigrar y desacreditar todo o una gran parte de lo que hemos hecho, por no hablar de las personas que lo reivindican, haciéndonos coro de las dudas más irrazonables e infundadas.

Yo, Sombra, no soy así y, en consecuencia y ateniendome a las evidencias conocidas, reividinco la invención del arco y las flechas para aquellos primigenios castelloneros, valencianos, españoles, que poblaban en la prehistoria el centro de la cuenca mediterránea.

O también mi conclusión sobre el curioso hecho de que actualmente usemos plumas de pavo para emplumar cuando al menor roce hacen ruido y....

Pero nuevamente me estoy anticipando.

Ya tendréis la oportunidad de leer sobre ello y muchas otras cosas más en los artículos correspondientes.

Siguiendo con mi presentación, mi primer arco fue un Bear, uno de los primeros modelos Black Bear camuflados, con empuñadura de aluminio magnesio y palas de fibra de vidrio, de 60# y @28"-29" que me vendió el bueno de Nacho Altarriba en su armería de la calle Fuente de San Luis desconociendo que los arcos de poleas tienen, además de potencia, "talla" y que ese era demasiado pequeño para mi que abro 31 3/4"...

...cosa que por aquel entonces yo también desconocía ya que mis conocimientos sobre arqueria se limitaban a unas cuantas flechas disparadas de muy niño, por mi cuenta y a escondidas en el pasillo de casa de mi abuela, con un viejo arco de tiro olímpico de mi tío Julio Vañó Ruíz (e.p.d.), buzo profesional, gran aficionado a la pesca submarina, campeón de avancarga y que, al parecer, también hizo sus pinitos con la arquería, arco que jamás volví a ver cuando apenas habiendo disparado dos o tres flechas fui descubierto y reprendido.

Asi qué inicialmente tuve que aprender a cazar con arco por mi mismo y a las bravas ya que no había información al respecto ni en España ni en español, mi inglés era materialmente inexistente, no conocía a nadie que cazase con arco y en una ocasión que se me ocurrió aparecer por el campo de tiro municipal en La Dehesa de El Saler, gestionado por la Federación Española de Tiro con Arco, poco más y se me comen por pretender tirar con un arco de poleas, y más de esa potencia, por lo que claramente se me dijo por parte de los responsables del campo que ese "no es sitio para ti ni para gente como tu, cazadores" cosa de la que tome buena nota y sigo teniendo en cuenta y bien presente hasta el día de hoy:

Tenerlo en cuenta todos aquellos a los que os digan que para poseer y usar un arco debéis estar en algún club de tiro con arco de la federación de tiro con arco porque eso es FALSO:

Lo que la legislación española exige, al menos cuando escribo estas lineas, es acreditar la pertenencia a alguna asociación (no necesariamemte federación) deportiva que justifique la posesión y uso del arco.

Punto

Y dado qué está calificado como arma de caza por la legislación actual eso no sólo significa que estar federado en la federación de caza es suficiente, si no que incluso lo es pertenecer al acotado en el que caces como también debería serlo estar en posesión de una simple licencia de caza.

Además de que nada ni nadie puede obligarte, por ningún motivo, a pertenecer a una asociación (o federación) a la que no desees pertenecer ya qué la Constitución Española declara:

TÍTULO I

De los derechos y deberes fundamentales Artículo 10

1. La dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social.

2. Las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por España

Y en la declaración Universal de Derechos Humanos a la que hace referencia nuestra Constitución podemos leer:

Artículo 20.

1. Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.
2. Nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación.

En consecuencia y pese a ser lego en derecho, aparte de las serias dudas que tengo a nivel personal sobre la constitucionalidad de esa exigencia a deber pertenecer a alguna asociación para justificar la tenencia y uso de un arco, lo que si no tiene el menor pase es que se exija pertenecer a una asociación concreta, cómo lo es la FETA, ya qué una federación, la que sea, es una forma de asociación privada a la que nadie puede ser obligado a pertenecer dado qué:

Las Federaciones deportivas son formas asociativas de segundo grado. La Ley del Deporte de 1990 regula las Federaciones Deportivas españolas aunque contempla a distintos efectos las de ámbito autonómico. Opta por considerarlas Entidades privadas, a pesar de que sea obligatoria la pertenencia a la misma para los Clubes que participen en competiciones profesionales y de que ejerzan por delegación diversas funciones públicas en relación con el ámbito que les es propio. Por ello, también podrían haber sido consideradas Entidades públicas (Corporaciones de Derecho Público). Sin embargo, al referirse a las funciones públicas que las federaciones ejercen por delegación, califica a las Federaciones deportivas como “agentes colaboradores de la Administración pública”

Así que ya sabes lo que yo se.

Lo que ignoro es porqué la Federación de Caza o cualquier asociación o club de cazadores con arco (qué, todo sea dicho, tampoco tienen porqué estar adscritos a la FETA salvo si quieren participar en sus competiciones que, por cierto, nada tienen que ver con la caza con arco) no ha llevado esto al Tribunal Constitucional o ante el Defensor del Pueblo.

Y voy a acabar esta diatriba contra la FETA y sus métodos, para mi reprobables, destinados a incrementar su numero de federados con una definición que lo explica todo:

La diferencia entre un tirador con arco y un cazador con arco reside en que, mientras que el tirador tiene como objetivo acertar en el blanco desde lo mas lejos posible, el cazador tiene como objetivo acercarse lo más posible a la pieza antes de disparar para asegurar su abataje.

Nada que ver.

Cómo te decia, debido a esa carencia de acceso a la información cometí todos los errores que te puedas imaginar, entre ellos algunos, bastantes, realmente penosos, y también, casualmente, comencé a darme cuenta de algo sobre lo que me extenderé en otro de los artículos que podrás leer aqui:

Qué para la caza, sobre todo para el jabalí, las puntas de flecha de una hoja y dos filos son prácticamente imprescindibles.

La "culpa" de eso la tuvieron mis primeras puntas, unas Satellite, creo que de la casa Bear, dotadas de una hoja principal y de un par de finas cuchillas, denominadas sangradores, similares a hojas de afeitar, insertadas en el núcleo mediante un sistema que permitía su sustitución en caso necesario pero que en realidad se desmontaban, cuando no se rompían, en cada jabalí impactado, quedando muchas veces dentro de la herida por lo que decidí desmontarlas en todas mis puntas y prescindir de ellas lo que, me daría nuevamente cuenta mucho tiempo después, aumentó dramáticamente la efectividad de mis disparos y redujo la distancia a la que cobraba mis piezas...

...pero nuevamente me estoy adelantando porque eso lo descubrí cómo he dicho mucho tiempo después, cuándo empecé a tomar contacto con otros cazadores con arco y a compartir experiencias y comparar sus resultados con los míos.

Durante bastantes años cace sólo, siendo a la fuerza una sombra solitaria, sin conocer a nadie interesado por la caza con arco, hasta que un buen día mi buen amigo y compañero de estudios y en los boyscouts, Luis, que no era cazador pese a todos los esfuerzos que habían hecho para aficionarlo sus familiares y yo mismo, al fin se vino conmigo una berrea y el lunes siguiente estaba comprándose un arco, un Jennings y se lanzó de lleno a este fascinante mundo de la caza con arco.

Quizás en aquel momento alguien más lucido que yo habría visto el potencial de la caza con arco, capaz de hacer cazador a quien ni su padre, ni sus hermanos, ni sus tíos, ni sus primos, ni sus amigos habían podido, pese a arrastrarle a todo tipo de cacerías, interesar en la caza pero la realidad es que no lo vi y mentiría de decir lo contrario.

Años después él y yo intentaríamos crear y crearíamos Arcaza, una asociación de cazadores con arco en Valencia, mi ciudad, que acabó extinguiendose en la sombra por falta de miembros y, pienso, porque nosotros mismos estábamos más interesados en cazar que en otra cosa.

De esa etapa de Arcaza quiero resaltar dos cosas, la primera competición de recorrido de caza, diseñada por nosotros mismos y los compañeros del club de caza con arco Murviedro, de Sagunto, en una época que no existía ese tipo de competición tal y como ahora se conoce y, en mi opinión, una forma de competir mucho mejor orientada a la caza real:

La competición constó de dos pruebas, una primera muy similar a las actuales con la salvedad de qué, en cada posición de tiro podía haber más de un blanco y había un tiempo tasado tanto para cubrir cada posición y pasar a la siguiente como para realizar el recorrido, esto daba lugar a que algunos participantes tirasen sobre blancos muy evidentes a decenas de metros cuando a unos pasos tenían blancos mucho menos obvios, camuflados entre las sombras pero perfectamente viables, y tal y cómo acababan el recorrido pasaban a una segunda fase en la que dos jueces, sentados juntos con los ojos vendados, debían ser "recechados" por cada uno de los participantes, empezando a 100 m de distancia, hasta ser oídos y señalados por ambos jueces, momento en el que se detenían en el sitio y se media la distancia a los jueces.

La prueba se puntuaba sumando el valor de los impactos obtenidos sobre los blancos como puntuación base. Del tiempo empleado en el recorrido, se restaba la suma del permitido en las posiciones de tiro (no del empleado en ellas) y, en el caso de superar el tiempo promedio establecido ese valor se restaba de la puntuación base, mientras que si era menor que el tiempo promedio establecido se sumaba a esta puntuación base (el consumido en la recuperación de las flechas se neutralizaba). Finalmente se restaban de este valor la distancia a la que, en el rececho, había sido detectado el participante.

Y opino que como competición de caza es mucho mejor que las actuales porque prima cosas como la agudeza visual, la rapidez en la decisión de disparo y su ejecución estimando la distancia y la capacidad de moverse de forma rápida, discreta y silenciosa con todo el equipo...

...aparte de lo divertido que resulta ver la sorpresa de algunos después de haber disparado sobre un claro conejo a 30 o 40 metros teniendo un tremendo jabalí, mucho más fácil y mejor valorado, en la sombra de una carrasca o un pino a menos de 10 metros.

Quizás algún día, se me ocurre ahora tal y como escribo, organicemos entre los usuarios de aquí una competición así para hacernos unas risas, compartir unas cervezas y comernos un buen asado ...o una paella.

Volviendo al tema, en aquella época, a raíz de la petición de Chipi, de la familia de armeros Altarriba, de cuyas armerías ya era cliente mi padre y lo fui yo mismo, inicié la colaboración con la FIVAC, la Feria Internacional de Valencia de Armas y Caza, que ha sido afortunadamente recuperada, manteniendo esta durante varias ediciones en las que nos ocupamos, en solitario o con otras asociaciones, de la gestión de la galería de tiro con arco y a consecuencia de ella trabamos conocimiento con los buenos amigos de Cazarco, de Madrid, capitaneados por el devoto arquero y gran adalid de la caza con arco, Javier Sintes, así cómo con cantidad de tipos excelentes de otras asociaciones de todo el país.

La lista seria interminable y a buen seguro me dejaría a infinidad de ellos en el tintero, así que os pido disculpas a todos pero quiero recordar especialmente a dos de ellos, ambos de Cazarco de Madrid:

Karim, la pura personificación de la alegría, simpatía y el buen hacer, al que una feroz leucemia nos robó de un día para otro en aquellos mismos felices días de nuestra juventud y al increíble Juan de Rus, una de las personas más auténticas que jamás he tenido el honor y el privilegio de conocer que, entre otras cosas, me introdujo en el emplumado y me dio a conocer la extraordinaria Bitzenburguer, otro de los tipos que, por desgracia, nos dejó también demasiado pronto y que, junto a otra gran persona, Mariano Gomez García a.k.a. Leizael (Te recomiendo visitar su blog, La Ultima Frontera) también de Cazarco, emprendieron la aventura de constituirse en importadores de PSE y montar una galería de tiro, una empresa harto arriesgada en una época en la que en este país tan sólo Cerra, de Oviedo, distribuidor de Hoyt era, hasta donde yo se, la única empresa dedicada exclusivamente a la arqueria.

No quiero dejarme sin citar a alguien de quien me avergüenza no recordar el nombre, "Popeye", de la asociación Araba, de Álava, poseedor de un precioso BlackWidow color humo que siempre le he envidiado y que junto con algunos otros miembros de Araba, se batió el cobre con nosotros en varias ocasiones sacando adelante la galería de tiro de la FIVAC.

La emplumadora Bitzenburguer, en mi opinión una de las mejores inversiones que puedes hacer: metálica, magnética, con posibilidad de adquirir diferentes tipos de pinza y dura más de una vida
La emplumadora Bitzenburguer, en mi opinión una de las mejores inversiones que puedes hacer: metálica, magnética, con posibilidad de adquirir diferentes tipos de pinza y dura más de una vida

 

No obstante, la vida da muchas vueltas y por circunstancias personales que no vienen al caso, acabe desligandome del asociacionismo y de la FIVAC, aunque seguí cazando con arco e incluso hice un pequeño conato de lanzar mi propia empresa de arquería, fabricando arcos artesanales, un asiento ligero para esperas, el ALPE, y una patente mía, el Rotoinsert, una gran idea (de hecho hoy, caducada mi patente por falta de pago, hay al menos una empresa que produce y comercializa en los USA algo muy similar) que me llevó a la ruina y me dejo endeudado por años ya que aquí no existía mercado y no logré comercializarlo en los USA.

Yo, Sombra, probando un prototipo del ALPE, el Asiento Ligero Para Esperas
Yo, Sombra, probando un prototipo del ALPE, el práctico y económico Asiento Ligero Para Esperas de mi invención

 

Asi que, después de eso, durante años me limité a seguir cazando como y donde buenamente pude y, sobre todo, a continuar aprendiendo, analizando y pensando y, en ciertos periodos, a participar cómo Sombra (o cómo alguna de las variantes de Sombra... que te he explicado antes) en algunos foros de caza en internet, tanto nacionales como internacionales.

Un buen día, en una batida al jabalí por daños a la agricultura a la que asistí invitado por el buen amigo Adolfo, a.k.a. Adol, a quien conocí merced a un gran foro especializado en las esperas a al jabalí, Tío Luna, y al que ayudé, como a muchos otros, con sus dudas en sus inicios en la caza con arco, trabamos conocimiento con Albert Ituren, fundador y por aquel entonces Director de la Escuela de Caza y Naturaleza de la Federación Valenciana de Caza, y a raíz de aquel encuentro, y tras varios intensos meses de trabajo y planificación que incluyo la preparación y redacción de los temarios, en gran parte por mi mismo con las inestimables aportaciones y apuntes de Adol, un genio de una lucidez extraordinaria en algunos temas sobre los que ya os hablaré en su momento dándole todo el crédito que merece y opino se le debe, y el tremendo trabajo que se tomó para recopilar, cotejar y estructurar toda la parte legal, íntegramente suya salvo algún apunte de redacción que pude hacerle yo, basados en nuestros temarios, se implantaron los cursos de caza con arco que la escuela impartió durante varios años con nosotros, Adol y yo, Sombra, cómo los primeros monitores de caza con arco de la misma, a la que luego se incorporaron también como monitores dos antiguos alumnos de los primeros cursos, ambos Javier de nombre y tipos extraordinarios, uno de ellos conocido en los foros como Búho Gris:

El de Introducción a la Caza con Arco y el Curso Práctico de Esperas al Jabalí, un curso, hasta donde yo se, único a nivel mundial por incluir practicas de caza real.

Siguiendo con el objetivo que me he propuesto de dar todo el crédito que se merecen a aquellos que, muchas veces sin buscarlo, lo ganaron, no quiero dejar de citar aquí a Vital Archery, de Mallén, Zaragoza, qué no sólo suministraron material para los cursos a un precio muy inferior al de mercado facilitando con ello que se pudieran impartir con ese nivel de equipamiento si no que, además, fueron los únicos que respondieron a nuestra solicitud de colaboración y apoyo y, por enésima vez, agradecerle todas las atenciones a la amable Aroa y disculparme por lo mucho que la mareamos en demasiadas ocasiones.

También, tras un intensivo y extensivo trabajo de más de un año plagado de reuniones e informes, conseguimos la modificación del plan cinegético de caza de la Reserva Valenciana de Caza de la Muela de Cortes, antaño Reserva Nacional de La Muela de Cortes de Pallás, para que se incluyera en el mismo el arco y las flechas como arma hábil para la caza en la reserva (anteriormente sólo figuraba cómo única arma autorizada el rifle) abriendo así la caza en ella a todo el colectivo de cazadores con arco nacionales e internacionales que vienen pudiendo disfrutarla desde entonces.

Sobre Daniel Herranz

Daniel Herranz Valero, cazador desde la infancia y de manera profesional desde el año 2000 ha hecho su vida en Montes Universales, sierras de Beceite y El Maestrazgo y los conoce perfectamente. Su afición a la caza con arco le animó a guiar en Greenatur, junto a Julián Serena, este tipo de cacerías. También gestor de cotos en Castilla la Mancha y en el área de Beceite, ha guiado a cazadores tan reconocidos internacionalmente cómo Archie Nesbit, Tom Foss, Tom Miranda o Pedro Ampuero.

Además, con la imprescindible colaboración del buen amigo, mejor arquero y gran guía de caza, Daniel Herranz, de la empresa Greenatur como monitor invitado por su extensa experiencia en la caza con arco de cápridos, en octubre de 2.013 se impartió un Seminario Preparatorio al Guiado de Cazadores con Arco a la guardería y responsables de la reserva de La Muela, previo a la inclusión del arco como arma hábil para la caza en el Plan Cinegético de La Reserva de La Muela.

En cuanto al seminario, la finalidad del mismo no era enseñar cosas sobre la caza, ya de sobra conocidas por el personal de la Reserva, si no incidir en las peculiaridades y exigencias de la caza con arco frente a la caza con armas de fuego, reciclando toda su experiencia para agilizar su aplicación en el guiado de cazadores que practican nuestra modalidad

Para ello inicialmente se impartió una parte teórico/práctica destinada a que se familiarizasen con el equipo y terminología utilizado en la caza con arco, así cómo las prestaciones y limitaciones de arcos y flechas, viendo y utilizando desde arcos tradicionales hasta modernos arcos compuestos de poleas y diferentes tipos de flechas, plumas y puntas y las relaciones entre sus pesos y dimensiones, explicando y demostrando su influencia en el vuelo, alcance y penetración.

Daniel, parte de los asistentes y yo mismo (de espaldas) durante el seminario en la Reserva Valenciana de Caza de La Muela de Cortes
Daniel, una pequeña parte de los asistentes y yo mismo (de espaldas) durante el seminario en la Reserva Valenciana de Caza de La Muela de Cortes

 

Posteriormente se habló sobre los diferentes rastros tras el impacto y las peculiaridades que los diferencian de los producidos por piezas impactadas por armas de fuego, así cómo de las diferentes reacciones al impacto y de la mecánica de la reacción fisiológica a la formación de adrenalina y las diferencias y consecuencias de la formación parcial de la misma aplicadas en la práctica, así cómo se comentaron las pautas de comportamiento que optimizan el cobro en diferentes casos para, posteriormente, centrarse ya Daniel en explicar las diferencias entre el rececho de cabras hispánicas y muflones con arco y arma de fuego, una auténtica clase magistral donde todos, empezando por mi mismo que jamás los había cazado y desconocía en absoluto el tema, aprendimos lo indecible, creo qué incluido Daniel, cuando su clase devino en una especie de impremeditada mesa redonda donde todos los asistentes volcaron conocimientos, experiencia y anécdotas acumulados durante años de caza, guardería y guiado de cazadores en los incomparables parajes de la Reserva.

Cómo es obvio, también se salió al campo para, sobre el terreno, exponer dudas y cuestiones y ver las aplicaciones prácticas de la teoría comentada previamente aplicada sobre diferentes tipos de terreno y animales.

Me extiendo tanto sobre este seminario en concreto porque, unido a conseguir que el arco pasase a ser arma autorizada en la reserva y a la implantación de los primeros cursos prácticos, a nivel mundial, de caza con arco lo considero especialmente relevante como expresión del trabajo de fondo que se realizó por parte de los monitores de caza con arco de la Escuela de Caza y Naturaleza de la Federación Valenciana de Caza.

Trabajo, hay qué señalar, siempre totalmente voluntario y no retribuido.

Ciertamente se nos abonaban los gastos en los que incurriamos y podíamos justificar, pero quien haya estado en alguna situación similar sabrá sobradamente que se incurre en muchos gastos difícilmente justificables y, sobre todo, se le dedican muchísimas horas "por amor al arte" cuya única retribución es la satisfacción por el trabajo bien hecho y el agradecimiento de los muchos alumnos que pasaron por estos cursos.

Finalmente, a raíz nuevamente de enfermedad unida a más problemas personales, me vi forzado a apartarme temporalmente de la Escuela y, en el interín, se produjeron elecciones en la Federación, un cambio de dirección en la Escuela y, parece ser, un cambio de política en la Generalidad Valenciana (también tras unas elecciones y el consecuente cambio de gobierno) en lo referente a la caza con arco y, aunque en realidad no tengo constancia exacta de lo que pasó, el hecho es que se acabó con los cursos que tanto nos había costado implantar.

Y con ellos acabaron por quedarse en meras ideas las ampliaciones de cursos como:

  • Iniciación a la caza menor
  • Iniciación a la caza al vuelo
  • Iniciación al rececho
  • Rececho avanzado
  • Iniciación al rastreo
  • Rastreo avanzado
  • Rastros de sangre
  • Iniciación al camuflaje

...entre otros en los que estábamos trabajando o pensando, todos ellos también teórico prácticos.

Desgraciadamente, también se perdió el trabajo ya iniciado con la Administración para intentar conseguir que se autorizase la caza menor a los cazadores con arco utilizando flechas flu-flu y blunts, golpeadores, dentro de las zonas de seguridad donde esta prohibida la caza, como en las inmediaciones de vías de comunicación, zonas pobladas y demás, atendiendo tanto a su bajísima peligrosidad cómo a el hecho de que se pueden ajustar las flechas emplumadas en flu-flu para reducir su distancia de vuelo, su alcance, a cualquier distancia deseada, autorización qué, de haberse conseguido, no sólo habría aportado miles de kilómetros cuadrados, primero en la Comunidad Valenciana y lógicamente luego quizás en todo el pais, materialmente "reservados" tan sólo a los cazadores con arco, lo que habría supuesto un tremendo impulso a la caza con arco, si no que también habría solucionado la problemática superpoblación de conejos existente por ejemplo en las inmediaciones de las vías del AVE y habría sido tras unos años de rodaje el escalón donde asentar el que también se autorizase la caza mayor con arco en esos espacios.

Otra gestión que también quedó abortada cuando estaba bastante avanzada era la dirigida a conseguir una pretemporada y una postemporada de caza con arco previa y posterior a la veda general y a la media veda, muy asemejable precisamente a esta y a la establecida para algunas modalidades cómo, por ejemplo, la caza con perros y garrote, atendiendo a que la necesaria aproximación a los animales en la caza con arco permite una selectividad de las piezas suficiente cómo para respetar a las que no deben ser abatidas en esos periodos, cosas ambas qué, de conseguirse, también habrían supuesto un gran impulso a la caza con arco en España.

Para acabar lo referente a mi actuación como monitor de caza con arco de la Escuela de Caza y Naturaleza de la Federación Valenciana de Caza, comentaros que el hecho de mantener el copyright sobre los temarios confeccionados para los cursos y el deseo de difundir en la medida de lo posible todo ese material y mi experiencia personal me llevó a la idea de retomar algo muchas veces iniciado y siempre postergado:

Cazar con Arco, mi sitio web dedicado a la caza con arco y donde ahora te encuentras.

Una nueva aventura que espero sirva para difundir conocimiento, hacer oír la voz de nuestro colectivo y me permita seguir aprendiendo.

Quiero señalar qué jamás he obtenido ningún beneficio más allá de unas cuantas más que generosas invitaciones a compartir jornadas de caza, algún detalle menor de firmas que colaboraron gentilmente facilitando material para los cursos y la oportunidad de conocer a muchas personas increíbles y hacer algunos muy buenos amigos por mi trabajo en pro de la caza con arco y qué tampoco pretendo que eso cambie ahora.

Por ello este sitio es totalmente gratuito para los usuarios, todos los contenidos son accesibles en su totalidad sin necesidad de registro y esta exento de publicidad (banners, pop-ups y similares) pagada, aunque si es cierto qué, para intentar afrontar el costo que significa mantenerlo en linea si ofrezco espacios para los profesionales y empresas del sector, espacios que pueden utilizar a modo de escaparate a cambio de que se comprometan a hacer una aportación, cuya cuantía y tipo deciden ellos y a los que puedes acceder (si es que algunos los solicitan) para informarte de sus productos y servicios más allá de las ofertas que pueden publicar de forma totalmente gratuita en el foro con independencia de si deciden tener un espacio pagado aquí o no.

Quiero aprovechar para decirte que cualquier recomendación o cita de materiales, empresas, establecimientos o marcas que aparezca en mis textos, tanto a favor como en contra, es la expresión de mi sincera opinión, no publicidad porqué ni soy ni aspiro a ser un "influencer" y ni cobro ni me paga nadie para que hable bien de ellos o de algún producto.

Y como imagino que sentireis curiosidad por mi equipo, actualmente uso un Hoyt Carbon Spyder Turbo de 70# 31" (qué, apretado al máximo, en realidad entrega 78# medidas con dinamómetro), astiles Grizzly Stick Safary con puntas Ashby y plumas Rayzr (que conforman una flecha de 900 grains), para las esperas y astiles Cabela's SST con diferentes tipos de punta, según la pieza, (pero qué cuyo conjunto siempre pesa 600 grains) y también plumas Rayzr o plumas enteras en flu-flu, para los recechos y caza menor (esos pesos me permiten un pequeño "truco": el primer pin es la rasante de las de 900 grains y el segundo la rasante de las de 600 grains y el resto de pines se corresponden con las distancias partiendo del pin de esa segunda rasante, lo que me evita andar cambiando de mira según que flecha vaya a utilizar, con el único "inconveniente" de que me deja con "sólo" cuatro pines para rececho y menor).

La mira es una IQ Micro Retina de 5 pines (la hay de 3), ya que es la más económica con el sistema "Retina Lock".

Mira IQ micro retina con el sistema Retina Lok
La mira que yo uso y que recomiendo, la IQ micro retina de cinco pines con el sistema Retina Lock

 

La otra firma que ofrece miras con un sistema similar, ambas en mi opinión ideales para caza y sobre todo para las esperas porque eliminan la necesidad de usar dioptero (pep) montado en la cuerda, es Sure-Loc.

Los sistemas de IQ Retina Lock y Sure Lok son muy similares a un nivel de burbuja pero en el plano vertical, por compararlos con algo conocido por todos, aunque su sistema de funcionamiento es completamente diferente.

Ese pequeño punto negro, que cuenta con tornillos que permiten su microajustado independientes de los del resto de la mira, es el secreto del sistema Retina Lock.
Ese pequeño punto negro, que cuenta con tornillos que permiten su microajustado independientemente del resto de la mira, es el secreto del sistema Retina Lock

 

 

Sus mayores ventajas son:

  • Garantizan una perfecta alineación del arco para los tres ejes en cada disparo.
  • Apuntado más rapido e intuitivo (olvidate de andar buscando el agujero del peep).
  • Se puede tirar con ambos ojos abiertos.
  • Permiten que llegue al ojo más luminosidad.
  • No limitan la visión periferica.
  • Eliminan peso de la cuerda.
  • Al no precisar el sistema para evitar la torsión del peep se elimina la posibilidad de rotura de la goma que frustra tantas jornadas de caza.

Si ya montas dioptero y cambias a una de estas miras te recomiendo que, antes de desmontarlo, la centres como centrarías cualquier otra mira, olvidándote del indicador del Retina Lock.

Luego, una vez ajustada así y sin retirar aún el peep, ve ajustando el Retina Lock con sus microtornillos de alza y deriva, independientes de los de la mira, que van desplazando la posición del punto negro arriba y abajo y a un lado y al otro, como si fuese la retícula de una mira telescópica, hasta que cada vez que abras y apuntes veas el punto centrado.

Y listo, ya puedes desmontar el peep y olvidarte de el para siempre.

Si aun no montas dioptero, ajustala como ajustarías cualquier otra mira sin preocuparte del indicador y, cuando ya la tengas a tu gusto, ocupate de ir tocando los tornillos de microajuste del punto hasta que siempre lo veas centrado y ya está.

Si quieres un ajuste más perfecto y tirar con ambos ojos abiertos, asegurate cerrando el ojo NO dominante de que al apuntar con el ojo dominante tapas con la cuerda los pines, lo que indica que tienes el arco bien alineado, luego abre el otro ojo y listo, por muy raro que se te haga al principio.

Además de este equipo que uso poseo un cierto número de arcos, algunos por puro interés de colección, como mi Martín Dynabo o mi Oneida Screaming Eagle, y otros, recurvados, adquiridos para usarlos en los cursos de iniciación y un Samick Takedown de 50# @28" (que a mis 31" 3/4 de apertura entrega algo más de 60#) que uso como instintivo.

Los Martín Dynabo, tanto el legal como el ilegal en algunos estados
Los Martin Dynabo, el legal y el "ilegal" en algunos estados de los USA, no considerado como un arco por solo tener una pala.

Si en alguna ocasión encuentras algún arco así, con una sola polea abajo, aunque no sea un Martin, no lo quieres para ti y eres tan amable, avísame porque los colecciono.

 

En la cuenta del "debe", algunos arcos que quizás un día me pueda permitir, un longbow Carbon Nano, de 60# o 70#, un Monster, un Oneida actual... y quizás renovar mi Hoyt por una versión actual y algunas rarezas antiguas como todos los modelos de Dynabo y alguna cosilla más para la que la cartera, por desgracia, no da.

Mis arcos, tal y como los fui adquiriendo desde ese primer Bear Black Bear de 60# fueron:

  • Bear Black Bear 60# (que vendí)
  • Samick recurvado monoblock 60# @28" (en poder de mi hermano pequeño)
  • Barnet Excalibur 70# (poleas con palas recurvadas de madera, una delicia de disparar)
  • Oneida Screaming Eagle 80# (que me vi obligado a vender, con todo el dolor de mi corazón, junto con el Excalibur anterior)
  • Hoyt (no recuerdo el modelo) 70#
  • Oneida Screaming Eagle 70#
  • Martín Dynabo 70# (el modelo "ilegal" de solo una pala)
  • Samick takedown 50# @28"
  • Hoyt Carbón Spyder Turbo 70#

Y ya esta, disculpar la extensión y, nuevamente, sentiros bienvenid@s en la que espero sea vuestra casa si es vuestro deseo.

Un saludo

Ricardo Gascó, a.k.a. Sombra

  • 1. Mientras que a su parte pragmática le corresponde el "debe" de en su día, tras la Guerra Civil española, no haber solicitado la rehabilitación del titulo de nobleza del Ducado de Roa, aun obrando en su poder la documentación pertinente, firmada por la mismísima Isabel La Católica, cosa comprensible dada la ruina tras el conflicto y, en mi memoriamemoria infantil, la pragmática frase lapidaria con la que cerraba cualquier comentario al respecto "Don sin "din" (dinero) ¿para que quiero el Don?"
  • 2. a.k.a.: Siglas de Also Konw As, Tambien Conocido Cómo
Spanish